Ir al contenido principal

Dreki IV

Confusión


-ya despertó
-si debe estar bañandose en este momento

Un joven de cabellos negros y hermosos ojos azules platicaba con otro hombre mientras desayunaban tranquilamente en un inmaculado comedor blanco, todo en la habitación era de ese pulcro color, los manteles, las paredes, el piso, las ropas, todo era de un blanco tan puro como la nieve del ártico.

-crees que recuerde
-lo sabremos pronto

Estaban sentados uno al lado del otro en aquella enorme mesa, fácil cabrían 20 personas comodamente sentadas, pero sólo había un par de sillas que ahoran eran ocupadas por el hombre y el joven.

-no es muy pronto
-la guerra no tarda en iniciar

El chico contestaba a todas las preguntas de aquel hombre de apariencia mayor, tenía una barba rojiza casi como el color de la sangre, sus cabellos habían caido casi por completo de su cabeza, era un hombre mayor, arrugas bajo los ojos y en la frente le delataban.

-una guerra de hombres porqué nos importaría
-porque al final será en nuestra contra

El chico miró con sus azules ojos el reloj sobre la puerta del otro lado del comedor, hizo un calculo rápido y continúo

-No debe tardar, déjanos solos

El hombre se paró a la orden del joven y se retiró con algunas dudas aun en su mente, ese hombre sabía quien era Dreki, sabía quien era el chico con el que platicaba y sabía también que significaba que él hubiera despertado al Dragón.

-maldito que me has hecho

En segundos Dreki había entrado en el salón y cruzado todo el comedor hasta colocar al otro contra la pared, un par de guardias aparecieron para detenerlos, pero a un gesto del joven se detuvieron.

-está bien Hásæti, todo estará bien

Los guardias se retiraron y el Dreki soltó al joven, en sus razgos aun se veía la molestia, pero algo en aquellas palabras le tranquilizó, tal vez algo que sospechaba, tal vez un hechizo, después de todo Dreki sabía que era aquel joven frente a él.

-Reliar

El de ojos azules sonrió al escuchar aquel nombre, se acercó a Dreki lentamente y colocando una manos en su mejilla dijo

-me recuerdas

Dreki quitó la mano de su mejilla y se alejó de Reliar

-desayunemos, debes tener hambre, después te explicaré todo

Reliar le invitó a sentarse y comieron en silencio, comieron cosas que aun Dreki conocía nunca habñía probado, dulces frutas, deliciosa carne, hasta el pan de esa mesa era especial, Dreki regodeo sus papilas con aquellos manjares y por un segundo se le olvidó todo lo que recordaba y sólo pensó en sus vida actual.

-Que bueno que te guste Hásæti

Dijo Reliar al ver como su huesped comía con ánimo, se dedicaron una mirada, sus ojos se encontraron por segundos que parecieron eternos, Dreki bajó la mirada y continuo con sus alimentos en silencio. Al terminar de desayunar Reliar se puso de pie y salió de la habitación seguido de Dreki a lo cerca.

-Sabes, no quería despertarte, pero te necesito, bueno en realidad no

Dreki no entendió esas palabras

-dime ¿qué recuerdas?

Cuestionó el de ojos azules mientras seguían caminando por un largo corredor, Dreki agachó la mirada sin detenerse tratando de acomodar los recuerdos de su mente en una secuencia lógica.

-Creo que todo, pero es confuso

Reliar sonrio para si

-te tomará tiempo acomodarlo todo, después de todo el tiempo y la lógica son relativos
-Recuerdo las guerras, los buenos tiempos, mi vida pasada, pero no sé que fue primero

Dreki agitó su cabeza tratando de detener los pensamientos que empezaban avalanzarse en su mente, no se percató de que Reliar se había detenido y ahora le tomaba de los hombros con firmeza

-Tranquilo, aun estás débil

El chico se perdió en aquellos ojos azules y los vió convertirse en rojo intenso, después se desmayó. Reliar lo sostuvo entre sus brazos, sabía que pasaba, sabía que necesitaba, pero quería ver si había manera de evitarle esa pena.

-Necesita un alma
-lo sé

Ya había anochesido y Dreki aun no despertaba, Reliar estaba en una sala mirando el fuego de la chimene frente a él mientras hablaba con el hombre de barba roja.

-y ¿qué esperas?

La voz del hombre era cortante, Reliar me miro con cierto enojo y el hombre de inmediato bajó la mirada y cambió su tono.

-sabes que es la única manera
-crees que un alma lo hará sentirse mejor
-no emocionalmente, pero si físicamente

Reliar suspiro como quien deja ir una pesa pena, asintió en silencio perdiendose de nuevo en el fuego de la chimenea, el hombre se levantó de su lugar y se retiro haciendo una reverencia, Reliar tenía miedo, miedo de lo que pasaría con la mente de Dreki, ya en otras ocasiones se había presentado una sitaución semejante y el resultado había sido terrible para Dreki y para la consciencia de Reliar.
_________________________________

Esto es todo amigos... historia rara, si lo sé, hasta a mi se me hace rara... es de esas historias en las cuales el escritor es sólo un medio y que quien sabe de donde vienen y a quien sabe a donde van... en fin disfrútenla y nos leemos luego.

Ciao

Comentarios

Entradas populares de este blog

End Time

Era un día cualquiera, levantarse a las  cinco de la mañana, lavar los trastes de la noche anterior, poner el boiler, cortar fruta, desayunar, bañarse, arreglarse, salir al trabajo.La rutina le estaba matando pero no sabía como escapar de ella. De hecho no sabía si quería escapar de ella. La ventaja de la rutina es la estabilidad, la desventaja es que te mata lentamente. Pero todo mata.-lo sentimos pero por una obstrucción en la vía la marcha del tren será lenta.La voz metálica y pregrabada sonó por el parlante del metro. Nisiquiera se inmutó, hasta eso entraba en la rutina. Llegó cinco minutos tarde al trabajo, nadie dijo nada, preparó un café con dos de azúcar y tomó algunas galletas de la bandeja comunitaria. Suspiró al llegar a su lugar, el monitor le exigía su clave de empleado para iniciar. Dudó unos segundos antes de teclear. Una misteriosa fuerza le decía que era ahora el momento.-respiraSe dijo a si mismo y tecleó la clave de seis dígitos alfanuméricos. La pantalla inicio co…

OnLine

# OnLineSu vida transcurría entre la pantalla del celular y la de la laptop. Tal era su obsesión que ya se identicaba a si mismo Como @DanteImperiumTenia 15 años cuando su tío le regaló su primer celular. No era la gran cosa pero fue suficiente para abrirle un mundo asombroso. Primero se limitaba a navegar en el feed de facebook o twitter. Pero poco a poco la curiosidad lo llevó a otros sitios a contenidos más carnales.Lo primero fue el Twitter de @TwinkBoy3000 un chico que aparentaba la misma edad de Dante pero juran tener 18 años. El chico subía fotos de su cuerpo y recibía invitaciones, línea, fav y comentarios por montones.Dante tenía 15 años y tres meses cuando subió la primera foto a su twitter. Una inocente foto de su torso desnudo. Era un chico delgado de piel clara. Cien fav recibió y 30 comentarios simples "Hermoso", "guapo" ...La sensación de sentirse objeto del deseo de otros fue embriagante. Dante era el menor de cinco hermanos, hijo de padres trabajad…

Violín

Escuchaba atentamente el sonido virtuoso del joven que desde el jardín practicaba la ya conocida sonata. Cada día a la misma hora el joven de 15 abriles salía a practicar a la parte trasera de su casa. Al principio el ruido era ensordecedor, pero al paso de las semanas y los meses lo habían convertido en la más dulce de las melodías. Y desde que el sonido se convirtió en música ella salía al balcón de su cuarto y escuchaba embelesada al joven que tocaba del otro lado de la cerca.
No podían verse, las frondosas ramas del nogal lo impedían, pero la música viajaba con libertad por el viento, ella soñaba con los azules ojos, o con el cabello dorado y los finos rasgos del músico del otro lado. Él era ajeno a la existencia de su admiradora que disciplina escuchaba cada nota soñando con un amor imposible.
Un día de otoño cuando las hojas empezaban a flaquear y permitían la vista entre sus esqueléticas ramas, la joven pudo mirar al interprete por un segundo entre dos doradas hojas. Y deseosa…