Ir al contenido principal

Historia suelta

Hola chicos y chicas, hoy regreso con una historia suelta, sólo es esta entrada y no habrá continuidad, espero les agrade.

---------------
NoHumanos

Era una noche como cualquier otra noche de viernes en la ciudad, los grupos de chicos y chicas salían a divertirse a los abres y antros, con la idea de encontrarse unos a otros y pasar un buen rato juntos. En un bar del centro un grupo de chicos disfrutaba de la noche, eran las 11:30 y ya habían pasado varias rondas de whisky y vodka acompañados de deliciosos entremeses. Fue cuando Ille un chico de 22 años parte del grupo miró hacia la barra del bar, ahí estaba su exnovio, un joven 5 años mayor que él, Rai se hacía llamar, Ille sabía que ese no era su nombre, y sabía también muchas cosas de él que nadie más sabía, pero trató de ignorarlo inútilmente, era imposible dejar de ver al pelirrojo que estaba tranquilamente bebiendo un martini seco, Ille trataba de desviar su mirada, debía ser discreto si su actual novio le descubría seguramente armaría una escena, ya tenían historia de conflictos, en una fiesta Rai se aprovecho de Ille, o al menos así había quedado la historia, Ille uso de pretexto el alcohol y a Rai no le importaba desmentir esa versión, así que el Novio y Rai tenía una fuerte enemistad.

-Salud

Rai volteó de golpe a ver los verdes ojos de Ille, y brindó en silencio desde el otro lado del salón, Ille se sonrojó de inmediato, gracias a Dios la poca iluminación y el alcohol bebido eran buena escusa para no ser notado, pero sintió como su corazón casi salía por su boca cuando vio que Rai se levantaba de su lugar y caminaba hacia donde estaba él.

"Qué demonios hace"

Pensó Ille presa del miedo, estaban a unos cuantos metros, no tardaría en ser notado por el resto del grupo y así fue, estaba a un metro cuando todos voltearon a verlo, el Novio de Ille se levantó de golpe.

-Qué quieres?

Inquirió con agresividad, pero Rai ni se inmuto

-Hablar con Ille de cosas que no te importan

Contestó cortante y con una seguridad apabullante  sus negros ojos aun estaban posados en los verdes ojos de Ille quien temblaba de nervios, los celos y el alcohol no son buena combinación.

-Él no tiene nada que hablar contigo

Agregó el novio muy celoso de la sola presencia del pelirrojo, quien sólo sonrió por un segundo, segundo en el cual toda la realidad se desvaneció, sólo quedaron él y Ille mirándose fijamente.

-Qué quieres Rai?

Cuestionó Ille más tranquilo, estaban en una anomalía temporal, un hueco en el tiempo, que les permitiría hablar tranquilamente sin la intervención de nadie.

-Hablar

Dijo Rai con una sonrisa maquiavélica en sus labios, Ille le miró con desconfianza, aunque no le sorprendía el truco del pelirrojo, si era indicativo de que cosas más extrañas pasarían poco a poco.

-Dentro de tres días hay un eclipse de luna, el consejo de los 12 se reunirá, todos han despertado y como siempre quieren poder, te están buscando a ti a tu hermano, quieren romper sus sellos, pero no confían en mi

Rai empezó a explicarse, hablando de aquella realidad que Ille conocía bien pero que aun le parecía un delirio de una mente trastornada si no fuera por las evidencias.

-No me interesa, no recuerdo nada y no quiero hacerlo

Rai rio suavemente y con ironía

-No te culpo, pero eso a ellos no les importa, eso era todo.

Rai se acercó a Ille y trató de besar sus labios Ille se movió ligeramente para evitar el beso, y por un segundo al pelirrojo se le notó algo de tristeza.

-Cuidate

Dijo el pelirrojo y en un segundo desapareció, había regresado el tiempo hasta segundos antes de ser notado, Ille le miró alejarse y salir del bar, el chico no lo sabía aun pero era la última vez que vería a Rai en esa vida, fue asesinado mientras caminaba por la calle, un asalto dijo el informe, Ille sabía que había sido el consejo y que no tardarían en ir por él.

------------------

Ahí termina es un pequeño fragmento del universo de Deux, un universo del cual Dreki forma parte pero muchos años en el futuro, en fin algún día espero que alguien entienda toda la historia, cuídense bye

Comentarios

Entradas populares de este blog

End Time

Era un día cualquiera, levantarse a las  cinco de la mañana, lavar los trastes de la noche anterior, poner el boiler, cortar fruta, desayunar, bañarse, arreglarse, salir al trabajo.La rutina le estaba matando pero no sabía como escapar de ella. De hecho no sabía si quería escapar de ella. La ventaja de la rutina es la estabilidad, la desventaja es que te mata lentamente. Pero todo mata.-lo sentimos pero por una obstrucción en la vía la marcha del tren será lenta.La voz metálica y pregrabada sonó por el parlante del metro. Nisiquiera se inmutó, hasta eso entraba en la rutina. Llegó cinco minutos tarde al trabajo, nadie dijo nada, preparó un café con dos de azúcar y tomó algunas galletas de la bandeja comunitaria. Suspiró al llegar a su lugar, el monitor le exigía su clave de empleado para iniciar. Dudó unos segundos antes de teclear. Una misteriosa fuerza le decía que era ahora el momento.-respiraSe dijo a si mismo y tecleó la clave de seis dígitos alfanuméricos. La pantalla inicio co…

OnLine

# OnLineSu vida transcurría entre la pantalla del celular y la de la laptop. Tal era su obsesión que ya se identicaba a si mismo Como @DanteImperiumTenia 15 años cuando su tío le regaló su primer celular. No era la gran cosa pero fue suficiente para abrirle un mundo asombroso. Primero se limitaba a navegar en el feed de facebook o twitter. Pero poco a poco la curiosidad lo llevó a otros sitios a contenidos más carnales.Lo primero fue el Twitter de @TwinkBoy3000 un chico que aparentaba la misma edad de Dante pero juran tener 18 años. El chico subía fotos de su cuerpo y recibía invitaciones, línea, fav y comentarios por montones.Dante tenía 15 años y tres meses cuando subió la primera foto a su twitter. Una inocente foto de su torso desnudo. Era un chico delgado de piel clara. Cien fav recibió y 30 comentarios simples "Hermoso", "guapo" ...La sensación de sentirse objeto del deseo de otros fue embriagante. Dante era el menor de cinco hermanos, hijo de padres trabajad…

Violín

Escuchaba atentamente el sonido virtuoso del joven que desde el jardín practicaba la ya conocida sonata. Cada día a la misma hora el joven de 15 abriles salía a practicar a la parte trasera de su casa. Al principio el ruido era ensordecedor, pero al paso de las semanas y los meses lo habían convertido en la más dulce de las melodías. Y desde que el sonido se convirtió en música ella salía al balcón de su cuarto y escuchaba embelesada al joven que tocaba del otro lado de la cerca.
No podían verse, las frondosas ramas del nogal lo impedían, pero la música viajaba con libertad por el viento, ella soñaba con los azules ojos, o con el cabello dorado y los finos rasgos del músico del otro lado. Él era ajeno a la existencia de su admiradora que disciplina escuchaba cada nota soñando con un amor imposible.
Un día de otoño cuando las hojas empezaban a flaquear y permitían la vista entre sus esqueléticas ramas, la joven pudo mirar al interprete por un segundo entre dos doradas hojas. Y deseosa…