Ir al contenido principal

El miedo a la soledad

No sé si les ha pasado que comentan que fueron a uno de esos lugares que hemos creado como sociedad para la convivencia, y todos voltean a verlos como bicho raro, sólo porque usted fue solo, imaginemos ir al cine, a un café, bar, disco... solos, es algo que a la gente le causa extrañeza o incluso repulsión.

Somos seres sociales, es gracias a ello que los seres humanos hemos logrado sobrevivir al paso del tiempo con un cuerpo bastante débil, no tenemos filosos colmillos, no tenemos filosas garras, y por más peludo que seas no tenemos una piel que nos proteja de la intemperie, somos biologicamente seres débiles y algo patéticos, incluso con nuestro "gran" intelecto estamos en desventaja contra la mayoría de las criaturas que habitan el planeta, sin embargo vivimos en sociedad y es el número lo que nos ha permitido sobrevivir, ya sea por el hecho de que al vivir en número no tenemos que correr muy rápido, solamente ser más rápidos que otro del grupo, así mientras este es devorado nosotros podemos huir, o claro para organizarnos y atacar al depredador.

Requerimos del grupo para sobrevivir de ahí que aprendamos de su importancia y también tengamos muchos instintos de manada, para el recién nacido y hasta casi los 4 años (o más) dependemos absolutamente de otros para sobrevivir, somos totalmente dependientes de ahí que nos cause tanta ansiedad el quedarnos solos; por eso lloran los niños cuando no ven a sus padres, ellos sienten la ansiedad que a usted le daría que su medico le dijera que se va a morir, requerimos de los otros para sobrevivir, requerimos que nos alimenten, cuiden, protejan, etc. y desgraciadamente crecemos con esas necesidades muy bien guardadas como amenazas de nuestro inconsciente. Es decir aprendemos que necesitamos de otros para sobrevivir y por ello los buscamos.

De acuerdo a como sea nuestro desarrollo vamos a necesitar en mayor o menor medida de los demás; también influyen variables biológicas, pero las vamos a dejar por ahora de lado. Si nuestros padres nos dieron los cuidados necesarios para nuestro desarrollo y a la vez alentaron nuestra independencia vamos a ser seres que convivirán con los demás pero no dependerán de ellos; claro que esto es casi imposible de lograr, la mayoría tenemos exceso en uno y falta en otro, niños que crecen demasiado independientes y que por lo mismo no requieren de los demás; y podemos ir al cine, café, etc solos y disfrutar de nuestra soledad. O personas que crecen en habientes tan dependientes que les genera una terrible ansiedad el estar solos y siempre requieren estar rodeados de otras personas.

Imaginemos una persona que requiere que su novio/a le esté llamando o acompañando a cada hora, minuto, segundo, son personas que no pueden enfrentar al mundo solos, son dependientes totales, aun que sea sólo por la compañía y en realidad sean independientes, inconscientemente creen que si no está el otro, aunque luego no le hagan caso, no podrán enfrentar lo que la vida les prepara, posiblemente durante su infancia fueron victimas de un padre/madre sobreprotector, o lo contrario no fueron apoyados y enfrentaron grandes problemas (generalmente casimortales) que los hicieron temer de la soledad.

Ahora imaginemos a un chico cuyos padres la mayor parte del tiempo ausentes siempre alentaron su independencia, este joven crecerá para ser una persona solitaria y ajena al mundo social, en parte porque no habrá desarrollado habilidades sociales adecuadas (como iniciar/mantener una conversación, ser diplomatico...) y en otra porque no encuentra la funcionalidad en las relaciones, porque las personas en ocasiones están y en otras no, eso obviamente le dificultara en todas sus relaciones, en especial en las "romanticas".

Son puntos de experiencia, hay que educar a los niños de tal forma que sean independientes, pero que sepan convivir con los demás, no es tarea fácil, y si ya eres adulto debes entender que ya no debes ser dependiente pero que tampoco puedes funcionar (por mucho tiempo) como un ser aislado de la sociedad.

Es decir está bien ir al cine, café... solo de vez en cuando y disfrutar de ese rato para ti, que no pasa nada, ni estás loco, ni estás enfermo, simplemente sabes ser independiente, y también es importante salir de vez en cuando con los amigos, pareja, familia... y aprender a disfrutar de su compañía  aun que sólo sea en navidad.

Eso es todo por hoy, nos estamos viendo y que disfruten su vida.

CIAO

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sentidos

El dolor en el pecho se intensifica con cada respiración, es como un suave ardor que se propaga lentamente. Con cada exhalación es como si una flama se propagara por todo el pecho y con casa inspiración se contrajera sólo para volverse a propagar.

Lenta agonía. Respirar se dificulta mientras el tiempo pasa. Pronto ya no sólo cuesta trabajo introducir el aire a los pulmones, también cuesta el retenerlo ahí lo suficiente. La tos invade el cuerpo haciendo más complicada la faena.

Se siente frío, un frío incontrolable. Poco a poco el cuerpo empieza a temblar sin detenerse. Los brazos dejan de responder, las piernas se sacuden involuntariamente, la vista se empieza a nublar y la desesperación empieza a aparecer.

No hay nada que hacer, el sabor metálico en la boca lo confirma, ya no puede ver la herida, ya no puede si quiera mover la cabeza. El asfalto deja de sentirse helado, el pecho deja de arder, el frío desaparece. Pero la desesperación se queda.

En segundo ya no siente nada. la vista …

Esperando

# esperandoLa desesperación de estar aguardando la llegada es insoportable. Sobre todo cuando no se sabe la hora del arribo. No se si llegaras siquiera, y sin embargo aquí sigo esperando a que aparezacas, con tu dulce sonrisa que ne hace perdonarte todo.Pero mientras llegas el pensamiento principal es "no te interesa" y pese a ello aquí sigo aguardando. Mi paranoia me hace justificarse con pensamientos catastróficos. Un accidente, un asalto, un lo que sea. Pero mi pesimista exclama "No le importas". Y aquí aguardando permanezco. Mirando el pasar de la gente. Escudriñando con mi corta visión entre las manchas lejanas en búsqueda de tu silueta. Pero nada. La espera me mata lentamente.Caras pasan y me miran mirarlas. Mares de gente se deslizan entre los corredores y mi corazón espera que alguno seas tú y mi cabeza conspira en tu contra entre la tragedia y el rencor.Permanezco, imapciente, pero permanezco en la espera de tu llegada. Una parte de mi sabe que al llegar n…

Epiz

# EpizElla estaba sentada al otro lado del bar. Sus ojos carmesí me miraban fijamente, su sonrisa maquiavélica me invitaba a acercarme. Sin embargo ahí estaba yo detenido por el miedo mientras sostenía mi vaso de ginebra.La miraba jugar con su collar de perlas blancas y me perdía en el pronunciado escote de su vestido color violeta. Era hermosa, tentadora pero a la vez atemorizaba.—no deberías pensarlo mucho— dijo el hombre a mi lado. No me habia percatado de su llegada. Me sentí apenado al saberme descubierto en mi impúdica observación.—Se llama Epiz, viene cada semana y se queda tomando sola— comento con cierta tristeza en su voz; o al menos eso me pareció a mi.—Nadie se atreve a acercarse— agrego mientras tomaba su copa de nartini y daba un sorbo.—animate, no te arrepentirás— concluyó con seguridad. Volteé un segundo a ver a la dama y el caballero desapareció. Pensé un segundo más, me tomé la ginebra de un trago y camine decidido a cambiar mi vida.—puedo— dije al llegar a su lado, …