Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Historia corta

Es sólo algo que se me ocurrió escribir:

Daniel tenía 12 años cuando descubrió que era inmortal... bueno algo por el estilo, cada vez que estaba en riesgo de morir algo pasaba, como si cortaran la película y él ya estuviera en otra situación... nadie lo notaba, sólo él.

Una vez lo iban a atropellar, pudo sentir el frío metal de la defensa del carro golpeando su costado por haber ido detrás de un balón, pero al siguiente segundo estaba en la acera, con el balón en mano y sus amigos gritándole que se diera prisa. Es primera vez no le dio importancia hasta la segunda vez cuando se ahogó con el arroz por estar jugando durante la merienda, sentía como sus pulmones se quedaban sin aire y todos le miraban preocupados buscando como ayudarle, pero al siguiente segundo todos comían tranquilamente y el aún sostenía la cuchara en su mano.

Después empezó a retar a la muerte, se lanzó de un quinto piso sólo para aparecer parado en la acera mirando al cielo... en otra ocasión saltó contra un tren en…

Comida y Oficina

Es general que mientras estás en la oficina tu alimentación se descompense un poco… bueno un mucho y ya sea que te malpases y eso te traiga problemas como gastritis, colitis y otros “itis” o que por otra parte comas de más o cosas no muy saludables, así que hoy voy a dar 8 consejos sobre los alimentos en la oficina.
1. Come sano, es lo básico, olvídate de las frituras, galletas, y dulces, mejor trae fruta como fresas, uvas, manzana, etc. Son más nutritivas, más ricas y te proporcionan la energía que requieres, también puedes agregar a la lista nueces, almendras y otras semillas.
2. Toma líquidos, la mayor parte del tiempo que pasas en el trabajo es sentado esto hace que los riñones y otros órganos se recientan un poco, por ello es importante mantenerlos bien hidratados, si eres de los que va mucho al baño puedes probar el combinar el agua con nueces o algún fruto salado, eso te ayudará a no tener que ir cada cinco segundos.
3. Toma té, el té es milagroso y muy rico, hay diferentes tipos…

Adios...

Un escrito que surgió mientras pensaba...
Heme aquí pensando en cómo decirle, como hacerle, pero por más vueltas que le doy la historia termina como siempre... y la verdad estoy harto de ser un desalmado egocéntrico... pero no puedo (quiero) ser de otra forma, esto me ha funcionado y es la única manera que conozco de ser... supongo que entonces debo aceptar lo que viene con ella...
Suspiro, debería ser más fácil... no sé algo así como que él se diera cuenta de que no tengo tiempo y que no me doy el tiempo y decidiera irse... pero siempre los consigo tolerantes... supongo que de otra manera no conseguiría a nadie...
No es que no quiera ser amado, simplemente no es prioridad en mi vida, ahorita tengo otros planes y requiero tiempo para mí... siempre requiero tiempo para mí... ese es el problema... tengo ya una relación a la que siempre le seré fiel, una relación conmigo mismo, y por eso no tengo mucho tiempo para los demás... a duras penas tengo tiempo para mi familia...
Respiro profund…

Salir del Closet

Hola hace mucho que no escribía, la verdad es por una falta de ideas... eso y un poco de tiempo... ok de eso no, pero en fin.
Hoy vi este video de @troyesivan un chico de internet que sigo porque... es muy lindo y bueno me conmovió mucho su vídeo y me inspiró a escribir un poco sobre el tema.
SALIR DEL CLOSET
Para mi debo decir que eso ha sido muy fácil, no tanto el definirme, no me considero gay; pero si me ha sido fácil el decir "hey, soy diferente me gustan los chicos y algunas chicas", en parte porque nunca me importó la opinión de los demás y en otra porque mi familia (la cercana) siempre ha sido muy abierta en el tema... Lo cual debo decir es una bendición por la que estoy muy agradecido... y la otra parte de mi familia que es menos abierta, al menos es ligeramente tolerante, o fingen no darse cuenta XD, lo cual es perfecto.
Se puede decir que salí del closet a los 15 años, en la preparatoria con mis grandes amigos (Mitzi y Alex) a los que desgraciadamente les perdí la …