Ir al contenido principal

Comida y Oficina

Es general que mientras estás en la oficina tu alimentación se descompense un poco… bueno un mucho y ya sea que te malpases y eso te traiga problemas como gastritis, colitis y otros “itis” o que por otra parte comas de más o cosas no muy saludables, así que hoy voy a dar 8 consejos sobre los alimentos en la oficina.

1. Come sano, es lo básico, olvídate de las frituras, galletas, y dulces, mejor trae fruta como fresas, uvas, manzana, etc. Son más nutritivas, más ricas y te proporcionan la energía que requieres, también puedes agregar a la lista nueces, almendras y otras semillas.

2. Toma líquidos, la mayor parte del tiempo que pasas en el trabajo es sentado esto hace que los riñones y otros órganos se recientan un poco, por ello es importante mantenerlos bien hidratados, si eres de los que va mucho al baño puedes probar el combinar el agua con nueces o algún fruto salado, eso te ayudará a no tener que ir cada cinco segundos.

3. Toma té, el té es milagroso y muy rico, hay diferentes tipos de té, puedes probar té rojo (quita el hambre), negro (igual que el café menos irritación), blanco (relaja y tranquiliza, ha evitado que mate a mucha gente), de menta (especial si vas a una junta después, también quita el dolor de cabeza)… o conformarte con el té de manzanilla (quita el hambre, ayuda en problemas del estomago) que hay en toda oficina o que es el más barato, el té te mantiene hidratado no te hace ir tanto al bañó y además te ayuda a controlar los antojos.

4. Fija horarios, es importante tener un horario de comidas fijo y aprovecharlo para eso, la mayoría de las empresas dan entre 30 y 50 min a sus trabajadores para comer, aprovéchalos para comer, si bien la convivencia con los compañeros es importante, asegúrate de comer tranquilo y disfrutar tus alimentos, esto te ayudará a tener una buena digestión, a no tener pesadez y a tener más energía.

5. Come ligero, la mayoría de los “Godínez” comen cosas altas en grasas y hasta decir basta, y bueno eso se ve reflejado en sus delgadas figuras (sarcasmo) y en la pesadez que les da después de ingerir sus grasientos alimentos, no te voy a decir que desaparezcas de tu dieta las gorditas, tortas y garnachas, pero sí que le bajes al consumo, está bien un día a la quincena y con moderación, para los demás come verduras y alimentos preparados con baja grasa y de poca elaboración, esos tienden a ser los más ligeros.

6. Si no te dejan comer en la oficina hay algunos tips para no pasar hambre como el chicle (si te dejan) si no el tomar agua y té ayudan a bajar el hambre, además cuando ya tienes horarios fijos de comida te da menos hambre.

7. Desayuna, (imagen) el desayuno es la comida más importante del día, y por lo tanto debería ser la mejor comida de tu día y no me vengas con que no te da tiempo, porque fácilmente se puede hacer un desayuno decente en 5min o menos, hay muchos alimentos que sólo tienes que lavar y tal vez cortar para desayunar, una idea ensalada de manzana, lleva lechuga, nueces, arándanos, manzana, piña, aderezo o miel, y listo en una buena porción te quitará el hambre e iras alimentado al trabajo.

8. Muévete, cada 30min o cada hora, como tu veas, has estiramientos y un poco de calistenia, tal vez te veas algo loco, pero yo prefiero estar loco a tener problemas por intestino perezoso o estar tanto tiempo sentado.

Bueno eso es todo lo que se me ocurrió para recomendar, espero que les gusten y les sean de utilidad, eso es todo por hoy. Nos leemos luego.

Ciao

Comentarios

Entradas populares de este blog

End Time

Era un día cualquiera, levantarse a las  cinco de la mañana, lavar los trastes de la noche anterior, poner el boiler, cortar fruta, desayunar, bañarse, arreglarse, salir al trabajo.La rutina le estaba matando pero no sabía como escapar de ella. De hecho no sabía si quería escapar de ella. La ventaja de la rutina es la estabilidad, la desventaja es que te mata lentamente. Pero todo mata.-lo sentimos pero por una obstrucción en la vía la marcha del tren será lenta.La voz metálica y pregrabada sonó por el parlante del metro. Nisiquiera se inmutó, hasta eso entraba en la rutina. Llegó cinco minutos tarde al trabajo, nadie dijo nada, preparó un café con dos de azúcar y tomó algunas galletas de la bandeja comunitaria. Suspiró al llegar a su lugar, el monitor le exigía su clave de empleado para iniciar. Dudó unos segundos antes de teclear. Una misteriosa fuerza le decía que era ahora el momento.-respiraSe dijo a si mismo y tecleó la clave de seis dígitos alfanuméricos. La pantalla inicio co…

OnLine

# OnLineSu vida transcurría entre la pantalla del celular y la de la laptop. Tal era su obsesión que ya se identicaba a si mismo Como @DanteImperiumTenia 15 años cuando su tío le regaló su primer celular. No era la gran cosa pero fue suficiente para abrirle un mundo asombroso. Primero se limitaba a navegar en el feed de facebook o twitter. Pero poco a poco la curiosidad lo llevó a otros sitios a contenidos más carnales.Lo primero fue el Twitter de @TwinkBoy3000 un chico que aparentaba la misma edad de Dante pero juran tener 18 años. El chico subía fotos de su cuerpo y recibía invitaciones, línea, fav y comentarios por montones.Dante tenía 15 años y tres meses cuando subió la primera foto a su twitter. Una inocente foto de su torso desnudo. Era un chico delgado de piel clara. Cien fav recibió y 30 comentarios simples "Hermoso", "guapo" ...La sensación de sentirse objeto del deseo de otros fue embriagante. Dante era el menor de cinco hermanos, hijo de padres trabajad…

Mondargón (Prologo)

La presente historia no es apta para todo el público, contiene escenas de sexo y lenguaje no apropiado para menores de edad. Así como ser de toque homoerótico y por ende dañar susceptibilidades. Favor de considerar esto antes de leer.

Mondragón

-Prologo-
Las manos recorrían el pecho del chico, que aun cuando se resistía al contacto debía admitir que esas manos tocando las partes más sensibles de su torso empezaban a despertar sensaciones en su cuerpo. Las manos bajaron por su cintura y un escalofrío subió por su espalda, debía encontrar la forma de escapar de su captor antes de que fuera tarde.
Un gemido escapo involuntariamente de sus labios mientras sentía sus mejillas colorarse por la exploración de su intimidad. Su captor le miró con una perversa sonrisa. Una sonrisa que le decía sin palabras que era inútil tratar de detenerlo. Las amarras en sus muñecas eran incomodas, lo suficientemente apretadas para evitar cualquier escape, pero no tanto como para causarle daño.
—Serás mío— Dijo…