Ir al contenido principal

Caminar

Me encanta ver andar a los mortales, caminando incansables, siempre hacia "delante", su delante, avanzando presurosos, sin detenerse, todos quieren llegar a su destino y para ello son capaces de pasar incluso sobre de otros en su caminar.

Llevan prisa, siempre, siempre llevan prisa, no quieren quedarse atrás, cada paso es una lucha por no ser superado, por no ser alcanzado por el tiempo que les ha dado una vida entera de ventaja. A mí me divierte verlos en su persecución sin sentido, en su caminar constante, yo no tengo prisa, puedo darme el lujo de observar y caminar con calma pues sé que el tiempo es una mentira que les han contado, sé que la muerte no anda tras de mí, sino que camina a mi lado como mi compañera.

Algunos humanos corren, otros caminan, otros se mueven lento pues sus pies no les permiten ir más rápido, pocos se detienen a contemplar, son pocos los que de momento se dan cuenta que el viaje puede ser tan bellos; o incluso más bello, que el destino, esos pocos me los encuentro sonrientes, me miran y se sonríen al ver que yo también contemplo el mundo con calma, pero pocas veces duran más de unos segundos, generalmente ese hombre distraído es jalado por la muchedumbre, obligado a seguir el paso, a continuar con la carrera interminable.

De vez en cuando hay quienes se vuelven observadores sin desearlo, simplemente se han caído y no pueden levantarse, no pueden continuar caminando y se quedan contemplando el trecho que les falto andar, o el trecho que dejaron tras de sí, algunos de ellos se quedan detenidos contemplando a los demás, inmóviles, a ellos también les sonrío ya sea con misericordia, los primeros y con dicha a los segundos, pero yo sigo moviéndome a mi paso dándome el lujo de incluso en ocasiones ir en reversa en un mundo que desea que avances hacía donde no estorbes.

Caminan sin detenerse estos humanos, caminan veloces, algunos son tan rápidos que han olvidado su destino y siguen caminando hasta chocar contra pared o hasta caer al suelo cansados y entonces tienen 3 opciones, se levantan y miran al rededor fijando un nuevo camino, se levantan y continúan con el ritmo que llevaban hasta volver a caer, o se quedan tirados hasta desaparecer.


No envidio a los humanos, o tal vez si, la mayoría caminará y desaparecerá en el horizonte, algunos llegarán a su destino y se detendrán a observar, otros caminarán con calma disfrutando del viaje. Yo no tengo destino, podría caminar o detenerme y sería lo mismo, no tengo tiempo y converso con la muerte cada tarde, yo camino y me detengo por hobby, en ocasiones quisiera ser como mi hermano el hombre que camina porque sabe que su tiempo se acaba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sentidos

El dolor en el pecho se intensifica con cada respiración, es como un suave ardor que se propaga lentamente. Con cada exhalación es como si una flama se propagara por todo el pecho y con casa inspiración se contrajera sólo para volverse a propagar.

Lenta agonía. Respirar se dificulta mientras el tiempo pasa. Pronto ya no sólo cuesta trabajo introducir el aire a los pulmones, también cuesta el retenerlo ahí lo suficiente. La tos invade el cuerpo haciendo más complicada la faena.

Se siente frío, un frío incontrolable. Poco a poco el cuerpo empieza a temblar sin detenerse. Los brazos dejan de responder, las piernas se sacuden involuntariamente, la vista se empieza a nublar y la desesperación empieza a aparecer.

No hay nada que hacer, el sabor metálico en la boca lo confirma, ya no puede ver la herida, ya no puede si quiera mover la cabeza. El asfalto deja de sentirse helado, el pecho deja de arder, el frío desaparece. Pero la desesperación se queda.

En segundo ya no siente nada. la vista …

nubes y tormentas

Ella miraba por la ventana del dormitorio, se detenía en la forma irregular de cada nube tratando de adivinar cuando había perdido el interés. No lo podía culpar a él. Él seguía siendo el mismo narcisista adolescente del que se enamoró. La culpable era ella que había intentado soñar con otra posibilidad.

Desde un principio sabía que su relación estaba destinada al desastre. La diferencia de edad, de gustos, de estilos de vida. El hecho de que lo mantuviera, que le diera todo cuanto podía. El hecho que cada vez más seguido se sentía sola a su lado, pero ya no le incomodaba esa sensación. Suspiro mirando el blanco grisáceo de una larga nube.

Debió haber terminado todo hace tanto tiempo, pero no lo hizo por... la verdad ni siquiera ella sabía porque no había terminado. Tal vez fue por miedo; o simplemente él besaba demasiado bien. Pero ya ni eso podía ser suficiente. Tenía que buscarlo, seducirlo, para probar sus labios. Para él seducir era simplemente llegar y tocar sus pechos como si s…

OnLine

# OnLineSu vida transcurría entre la pantalla del celular y la de la laptop. Tal era su obsesión que ya se identicaba a si mismo Como @DanteImperiumTenia 15 años cuando su tío le regaló su primer celular. No era la gran cosa pero fue suficiente para abrirle un mundo asombroso. Primero se limitaba a navegar en el feed de facebook o twitter. Pero poco a poco la curiosidad lo llevó a otros sitios a contenidos más carnales.Lo primero fue el Twitter de @TwinkBoy3000 un chico que aparentaba la misma edad de Dante pero juran tener 18 años. El chico subía fotos de su cuerpo y recibía invitaciones, línea, fav y comentarios por montones.Dante tenía 15 años y tres meses cuando subió la primera foto a su twitter. Una inocente foto de su torso desnudo. Era un chico delgado de piel clara. Cien fav recibió y 30 comentarios simples "Hermoso", "guapo" ...La sensación de sentirse objeto del deseo de otros fue embriagante. Dante era el menor de cinco hermanos, hijo de padres trabajad…