Ir al contenido principal

Ejercicios de escritura (John Lluvia).

Como ya he mencionado hasta el cansancio estoy en un reto en el cual debo escribir 250 palabras diarias, la idea es ir adquiriendo fluidez y la costumbre de la escritura para que cuando termine de leer los libros que requiero, escribir mi propia novela sea más fácil.

Escribir no me es muy complicado pero siempre uno se topa con el problema de "Acerca de qué escribir", bueno por suerte para mí la solución me la dio el botón de aleatorio de Wikipedia. Al hacer clic en el botón te manda a un artículo al azar y basado en ese artículo escribo algo, lo que se vaya viniendo a la cabeza, ya sea una historia corta, algo más largo o sólo platicar sobre el tema.

La idea me vino cuando jugando un día basta, para evitarnos la problemática de contar letras, hacíamos que Excel nos diera una letra al azar y así empezábamos a trabajar, eso fue hace como 10 o más años, pensé en hacer lo mismo para la escritura, hacer una lista de temas y que Excel me diera uno al azar... pero la verdad no tenía ni idea de que poner en la lista, y mientras navegaba en internet vi el botón de Wikipedia y me pareció buena idea.

Ahora tengo una fuente inagotable de ideas... en fin, hoy me tocó John Nisbet quien fue un botánico y explorador inglés que realizó varias expediciones a la India y Burma.

--------

John Lluvia

Para John el sonido de la lluvia resultaba realmente relajante, desde siempre, incluso cuando era muy pequeño bastaba con ponerlo cerca de la ventana para que escuchara el ruido del agua fluir en los tormentosos veranos de Londres, donde la lluvia era cosa de todos los días y una bendición que su madre agradecía a la providencia divina.

-Si no fuera por la lluvia este niño me volvería loca- Decía su madre cada tarde cuando el ruido de la tormenta hacía callar al pequeño John y a ella le permitía atender las necesidades de la casa, era tal efecto tranquilizador de la lluvia en el niño que la madre ideo maneras de imitar el sonido, un poco de agua cayendo lentamente de una jarra y pasando por un escurridor de aluminio ayudaban al niño a relajarse y a la madre a darse un tiempo para ella.

Bastaba con que no lloviera para que John llorara inconsolable como si tuviera que reponer las gotas que no caían del cielo con sus propias lágrimas, cuando creció no era diferente, de carácter serio y retraído el niño era silencioso, tanto que en ocasiones no se notaba su presencia, ausente de los intereses de otros niños de su edad, causaba la preocupación de los adultos y la reserva de sus iguales. Pero cuando llovía no había niño más alegre, más feliz y más juguetón que John, corría por cada rincón, jugando con la lluvia, se mojaba los pies en los charcos y daba vueltas sintiendo las gotas caer sobre su piel blanca como la nieve.

-Soy John amo la lluvia- decía cada vez que se presentaba ante alguien. Ya de más grande el apodo de John lluvia le acompaño, incluso ya en sus estudios en la Real Escuela de Botánica el apodo era usado por sus compañeros para referirse al joven serio que ante la lluvia rebozaba de vida.

John amaba tanto la lluvia que pasaba sus vacaciones en lugares recónditos donde la lluvia parecía nunca parar, soñaba con viajar a tierras lejanas como Nueva Zelanda, Borneo, Yakushima o Cherrapunjee de donde se decía que nunca dejaba de llover.

-¿Por qué te gusta la lluvia?- le preguntó una tarde un compañero mientras le acompañaba a ver caer las gotas de lluvia estrellarse contra la ventana,  John le miró algo extrañado por la pregunta y más aún por no saber con certeza que contestar, sólo sabía que la lluvia le producía una tranquilidad en lo más profundo de su alma algo que le era imposible describir, como estar muerto o más vivo que nunca, sonrió y simplemente contestó.

-no lo sé, sólo me gusta.

John creció como todos los demás, siempre amando la lluvia, y aprendiendo de aquellos seres que necesitaban de ella o crecían con ella, se especializó y viajo a Borneo y la India para conocer aquellos maravillosos lugares y escribir sobre su Flora, sobre los cientos de especies de árboles y plantas que crecían entre la humedad y se hacían fuertes con ella, vivió en condiciones que a muchos les parecían insostenibles, y que sin embargo el gozaba ampliamente.

-La lluvia es el regalo de vida de Dios al mundo- Dijo en varias ocasiones y fue justamente en una tormenta que John dejo el mundo, como una gota que tras terminado su viaje del cielo a la tierra es absorbida por esta sólo para volver tiempo después al cielo y de ahí precipitarse de nueva cuenta en un ciclo sin fin, en un ciclo de vida y muerte.

-------------

Quedó rara la historia, en fin, buen día.


Ciao

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sentidos

El dolor en el pecho se intensifica con cada respiración, es como un suave ardor que se propaga lentamente. Con cada exhalación es como si una flama se propagara por todo el pecho y con casa inspiración se contrajera sólo para volverse a propagar.

Lenta agonía. Respirar se dificulta mientras el tiempo pasa. Pronto ya no sólo cuesta trabajo introducir el aire a los pulmones, también cuesta el retenerlo ahí lo suficiente. La tos invade el cuerpo haciendo más complicada la faena.

Se siente frío, un frío incontrolable. Poco a poco el cuerpo empieza a temblar sin detenerse. Los brazos dejan de responder, las piernas se sacuden involuntariamente, la vista se empieza a nublar y la desesperación empieza a aparecer.

No hay nada que hacer, el sabor metálico en la boca lo confirma, ya no puede ver la herida, ya no puede si quiera mover la cabeza. El asfalto deja de sentirse helado, el pecho deja de arder, el frío desaparece. Pero la desesperación se queda.

En segundo ya no siente nada. la vista …

nubes y tormentas

Ella miraba por la ventana del dormitorio, se detenía en la forma irregular de cada nube tratando de adivinar cuando había perdido el interés. No lo podía culpar a él. Él seguía siendo el mismo narcisista adolescente del que se enamoró. La culpable era ella que había intentado soñar con otra posibilidad.

Desde un principio sabía que su relación estaba destinada al desastre. La diferencia de edad, de gustos, de estilos de vida. El hecho de que lo mantuviera, que le diera todo cuanto podía. El hecho que cada vez más seguido se sentía sola a su lado, pero ya no le incomodaba esa sensación. Suspiro mirando el blanco grisáceo de una larga nube.

Debió haber terminado todo hace tanto tiempo, pero no lo hizo por... la verdad ni siquiera ella sabía porque no había terminado. Tal vez fue por miedo; o simplemente él besaba demasiado bien. Pero ya ni eso podía ser suficiente. Tenía que buscarlo, seducirlo, para probar sus labios. Para él seducir era simplemente llegar y tocar sus pechos como si s…

OnLine

# OnLineSu vida transcurría entre la pantalla del celular y la de la laptop. Tal era su obsesión que ya se identicaba a si mismo Como @DanteImperiumTenia 15 años cuando su tío le regaló su primer celular. No era la gran cosa pero fue suficiente para abrirle un mundo asombroso. Primero se limitaba a navegar en el feed de facebook o twitter. Pero poco a poco la curiosidad lo llevó a otros sitios a contenidos más carnales.Lo primero fue el Twitter de @TwinkBoy3000 un chico que aparentaba la misma edad de Dante pero juran tener 18 años. El chico subía fotos de su cuerpo y recibía invitaciones, línea, fav y comentarios por montones.Dante tenía 15 años y tres meses cuando subió la primera foto a su twitter. Una inocente foto de su torso desnudo. Era un chico delgado de piel clara. Cien fav recibió y 30 comentarios simples "Hermoso", "guapo" ...La sensación de sentirse objeto del deseo de otros fue embriagante. Dante era el menor de cinco hermanos, hijo de padres trabajad…