Ir al contenido principal

El Paramo

Entre las muchas ventajas que da el ser demonio; bueno parte demonio, está la de desconectarte del mundo. Todos tienen un mundo interno; humanos, ángeles, criaturas… todos, pero los demonios tienen la ventaja de que literalmente pueden desaparecer e irse a aquel páramo de sus mentes a disfrutar el tiempo a solas.

"El páramo" es un lugar en la mente de cada demonio, cada páramo es diferente, dependiendo de lo que haga sentir bien a su creador. Para muchos el páramo se parece a lugares inhóspitos para los hombres, lugares que en la antigüedad eran hogar de los demonios. De hecho el páramo existe gracias al creciente número de humanos, cada vez más intrusivos, los demonios crearon el Páramo para escapar de los hombres, de su ruido y de su bullicio.

Mi páramo es un rincón negro, sin arriba, ni abajo, sin paredes, un enorme vacío donde puedo crear lo que quiera y lo que necesite. Conozco otros paramos que son cálidos o helados, van desde regiones árticas hasta interiores volcánicos, algunos pocos son bosques espesos, y algunos hasta tienen animales habitando sus tierras. Los demonios pueden llevar a otros a sus paramos, excepto a los humanos… bueno al menos la parte física de los humanos.

Cuando un humano va a un páramo su cuerpo se queda en este mundo, su mente es la que viaja, el cuerpo entra en eso que llaman coma, la mente viaja, generalmente conservando una imagen de su cuerpo, pero con algo de práctica los humanos pueden modificarse a sí mismos dentro de los Paramos.

Si, los humanos también tienen paramos, lugares que visitan en sus sueños y que se transforman acorde al sentir de su alma, mostrándole espejismos de su propia mente.

Yo soy mitad demonio, ergo tengo cuerpo humano, mi mente puede viajar cuando quiera a su espacio tranquilo, desconectándome del mundo y de todo lo que me rodea. Mi páramo es un lugar de paz que me permite concentrarme en lo que en verdad deseo, me permite saber qué es lo que quiero, lo que necesito y lo que requiero… Es mi espacio dónde puedo ser lo que quiera ser.

La mayoría de los demonios se han retirado a vivir en soledad en sus propios paramos, viviendo en la tranquilidad de su silencio o de su paraíso personal. Por eso cada día hay menos encuentros con ellos, algunos permanecen en este mundo por algún ancla o sello que los mantiene corpóreos.

Se puede traer a los demonios de su páramo al mundo, mediante invocaciones y algunos hechizos, obviamente los demonios llegan molestos de haber sido perturbados así que nunca es conveniente llamarlos sin una buena razón o sin la fuerza suficiente para poder controlarlos.

Yo quisiera viajar para siempre a mi páramo, como muchos demonios está en mi sangre, la soledad es nuestra aliada, nuestro mundo será siempre mil veces mejor que el mundo corpóreo, ya que en el no hay limitaciones o reglas, podemos ser lo que queramos, lo que deseemos.

Por eso me gusta escribir, porque me permite conectarme con mi páramo, sin tener que desprenderme del todo, también por eso me gusta dibujar, al ser creativo el hombre se conecta con su páramo, se conecta con aquel universo en su mente en el cual puede crear de cero cosas maravillosas o terribles, pero a diferencia de los demonios, los hombres despiertan, nunca se van para siempre al páramo, bueno casi nunca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

End Time

Era un día cualquiera, levantarse a las  cinco de la mañana, lavar los trastes de la noche anterior, poner el boiler, cortar fruta, desayunar, bañarse, arreglarse, salir al trabajo.La rutina le estaba matando pero no sabía como escapar de ella. De hecho no sabía si quería escapar de ella. La ventaja de la rutina es la estabilidad, la desventaja es que te mata lentamente. Pero todo mata.-lo sentimos pero por una obstrucción en la vía la marcha del tren será lenta.La voz metálica y pregrabada sonó por el parlante del metro. Nisiquiera se inmutó, hasta eso entraba en la rutina. Llegó cinco minutos tarde al trabajo, nadie dijo nada, preparó un café con dos de azúcar y tomó algunas galletas de la bandeja comunitaria. Suspiró al llegar a su lugar, el monitor le exigía su clave de empleado para iniciar. Dudó unos segundos antes de teclear. Una misteriosa fuerza le decía que era ahora el momento.-respiraSe dijo a si mismo y tecleó la clave de seis dígitos alfanuméricos. La pantalla inicio co…

OnLine

# OnLineSu vida transcurría entre la pantalla del celular y la de la laptop. Tal era su obsesión que ya se identicaba a si mismo Como @DanteImperiumTenia 15 años cuando su tío le regaló su primer celular. No era la gran cosa pero fue suficiente para abrirle un mundo asombroso. Primero se limitaba a navegar en el feed de facebook o twitter. Pero poco a poco la curiosidad lo llevó a otros sitios a contenidos más carnales.Lo primero fue el Twitter de @TwinkBoy3000 un chico que aparentaba la misma edad de Dante pero juran tener 18 años. El chico subía fotos de su cuerpo y recibía invitaciones, línea, fav y comentarios por montones.Dante tenía 15 años y tres meses cuando subió la primera foto a su twitter. Una inocente foto de su torso desnudo. Era un chico delgado de piel clara. Cien fav recibió y 30 comentarios simples "Hermoso", "guapo" ...La sensación de sentirse objeto del deseo de otros fue embriagante. Dante era el menor de cinco hermanos, hijo de padres trabajad…

Violín

Escuchaba atentamente el sonido virtuoso del joven que desde el jardín practicaba la ya conocida sonata. Cada día a la misma hora el joven de 15 abriles salía a practicar a la parte trasera de su casa. Al principio el ruido era ensordecedor, pero al paso de las semanas y los meses lo habían convertido en la más dulce de las melodías. Y desde que el sonido se convirtió en música ella salía al balcón de su cuarto y escuchaba embelesada al joven que tocaba del otro lado de la cerca.
No podían verse, las frondosas ramas del nogal lo impedían, pero la música viajaba con libertad por el viento, ella soñaba con los azules ojos, o con el cabello dorado y los finos rasgos del músico del otro lado. Él era ajeno a la existencia de su admiradora que disciplina escuchaba cada nota soñando con un amor imposible.
Un día de otoño cuando las hojas empezaban a flaquear y permitían la vista entre sus esqueléticas ramas, la joven pudo mirar al interprete por un segundo entre dos doradas hojas. Y deseosa…